saludo web baner web modificado

 

Virus de la Inmunodeficiencia Felina

Virus de la inmunodeficiencia felina (FIV)

imagen fiv

Es un retrovirus del género Lentivirus que está relacionado con el VIH, ya que presenta similitud en su estructura, ciclo de vida y patogénesis. Los lentivirus se caracterizan por largos periodos de latencia. Además, contienen genes accesorios, como gag, pol y env. El gen gag codifica la proteína p24 de la cápside, la cual tiene importancia diagnóstica. Se han definido 5 tipos de lentivirus, genéticamente distintos, designados desde la A hasta la E, con diversidad en sus secuencias de hasta un 26%, aunque la mayoría se concentran en los subtipos A o B. Los grupos virales varían en su localización geográfica, esto es importante para el diagnóstico por PCR. La seroprevalencia de FIV se estima de 1 a 14% en gatos sin signos clínicos y hasta 44% en gatos enfermos1. Los gatos adultos, principalmente los machos enteros, son más propensos a la infección. La principal vía de transmisión natural es a través de la inoculación de saliva por mordeduras en peleas.

La enzima transcriptasa reversa realiza una copia de ADN o provirus a partir del genoma ARN del FIV. Es un proceso susceptible de error, por lo que FIV puede mutar rápidamente y dar lugar a múltiples cepas, produciendo una gran diversidad genética, lo que es importante considerar en el desarrollo de las técnicas de diagnóstico molecular y vacunas.

Estos retrovirus presentan una baja resistencia a condiciones ambientales, debido a que la cápside presenta una envoltura lábil que contiene gran parte de lípidos y proteínas en su estructura, en contraste con virus desnudos que concentran éstas biomoléculas en la cápside solamente. Se inactivan rápidamente con desinfectantes habituales y se deshidratan en poco tiempo.

PATOGENIA

Ocurrida la inoculación, la replicación del virus se realiza en células de tejidos linfoides y glándulas salivales. En el Timo se replica el virus y se origina el agotamiento del fondo común de células T. FIV afecta a células mononucleares (linfocitos, monocitos y macrófagos) en órganos tales como la médula ósea, pulmón, tracto intestinal, cerebro, y riñón. Durante la fase aguda de la infección, 2 a 4 semanas post inoculación, hay concentraciones altas de FIV en células CD4+ (linfocitos T helper), luego se evidencia una caída ya que aumentan los anticuerpos anti-FIV2. La pérdida de células CD4+ deteriora las respuestas inmunitarias porque estas células tienen funciones fundamentales en la promoción y conservación de inmunidad, tanto humoral como mediada por células. Además de estos cambios se producen alteración en la estructura y función de los linfocitos, producción de citocinas, aumento o disminución de células asesinas, se afecta la adhesión de neutrófilos, función neurológica alterada con cambios en comportamiento, afección renal, etc2

DIAGNÓSTICO

SEROLOGÍA. Las pruebas de rutina para detectar anticuerpos de la infección por FIV se basan en el reconocimiento de proteínas estructurales del virus, como la proteína de la cápside p24 y el péptido gp41. Mediante ELISA detectan los anticuerpos anti-FIV contra la p24 y el antígeno transmembrana. En las pruebas de inmunocromatografía se detectan sólo los anticuerpos contra péptidos cortos de la transmembrana. Estas pruebas son apropiadas en la mayoría de las situaciones, pero tienen sus limitaciones debido a la especificidad. Cualquier resultado positivo en una población de baja prevalencia (gatos jóvenes, de interior o de raza pura) deben ser confirmados por métodos moleculares. Por el contrario, los resultados negativos en las poblaciones de baja prevalencia en general son muy precisos, con las siguientes excepciones: Los resultados falsos negativos se pueden obtener en las infecciones tempranas; cuando los gatos son provirus positivo, pero siguen siendo seronegativos por varias semanas o meses, así como en las etapas terminales de la enfermedad, debido a la inmunodeficiencia e incapacidad de generar anticuerpos, y cuando los títulos virales son elevados conducen a la captura de los anticuerpos anti-FIV en inmunocomplejos.

La transcripción reversa de la reacción en cadena de la polimerasa (RT-PCR) permite determinar el ARN del virus de la leucemia felina en saliva de gatos infectados. Estudios realizados a 445 gatos positivos, determinaron que la sensibilidad y especificidad de la detección de saliva en pruebas con ARN viral utilizando la técnica de RT-PCR era de 99.2 % en comparación con 98.1% con pruebas de ELISA para la detección de p27. La detección de ARN viral en saliva tuvo un valor predictivo positivo de 94,6% y un valor predictivo negativo de 99,7%. El valor Kappa fue de 0.96, lo que indica una concordancia entre ambas pruebas. 96,4% de estos gatos con infección latente no arrojó ARN viral en la saliva; por lo tanto, se supone que estos gatos son de importancia clínica relativamente baja en el momento de la prueba. Este estudio muestra considerable valor diagnóstico de la detección de la saliva FeLV ARN en gatos infectados naturalmente. Este nuevo método de diagnóstico tiene ventajas sobre el ELISA convencional, tales como la recolección menos invasiva de muestras y ningún requisito para personal capacitado3.

ETAPAS CLÍNICAS

La presentación clínica es diversa debido a la inmunosupresión y es difícil de diferenciar clínicamente de la causada por Felv. La enfermedad clínica se divide en 5 etapas o estados:

Aguda: Se produce alrededor de las 4 semanas posinoculación hasta 4 meses. Se caracteriza por fiebre durante días o semanas, neutropenia severa durante 2 a 4 semanas y linfoadenopatía generalizada durante 4 a 9 meses, caracterizada por hiperplasia folicular e infiltración de células plasmáticas. Ocasionalmente en gatos afectados de forma severa se puede presentar depresión y diarrea. En esta etapa la enfermedad responde a los antibióticos y la mortalidad es baja.

Asintomática: Duración meses a años. En esta etapa el gato no presenta síntomas, pero se puede aislar el virus desde la sangre. Disminuyen las células CD4+ y se altera el sistema inmune.

Linfoadenopatía generalizada: De 2 a 4 meses. En este período el gato tiene su pelaje hirsuto, bajo peso, anemia, leucopenia y linfoadenopatía generalizada.

No hay infecciones secundarias. Un 30% de los gatos llega a la consulta en esta etapa.

Sintomática o complejo asociado a SIDA: Período en el cual comienzan a aparecer las infecciones secundarias por bacterias en distintos sitios, como en la cavidad bucal (50%), sistema respiratorio (25%), urinario, gastrointestinal, piel y oído (10%). Hay una pérdida de peso manifiesto (< 20%) y alteraciones hematológicas como anemia, linfopenia y/o trombocitopenia. Aproximadamente el 90% de los gatos enfermos mueren en esta etapa.

Síndrome de inmunodeficiencia adquirido: Se caracteriza por un adelgazamiento importante (> 20%), anemia, leucopenia e infecciones oportunistas, como herpes, calicivirus, coronavirus, papilomavirus; Staphilococcus, Streptococcus, Mycobacterium haemofelis, Cándida, Cryptococcus, Mycrosporum canis, Isosporas, Cryptosporidium y Demodex cati.

Algunas líneas son más neurotrópicas, por lo tanto causan daño directo al sistema nervioso central, ubicándose las lesiones en la corteza cerebral, siendo las células gliales y los macrófagos cerebrales los más afectados por este virus. Se observa en el animal un cambio de conducta, demencia, convulsiones y espasmos faciales. En menor grado las lesiones derivan de infecciones secundarias con Toxoplasma y Cryptococcus.

Este virus no es directamente oncogénico, pero se le asocian linfosarcomas de células B negativos y positivos al FELV, trastornos mieloproliferativos, fibrosarcomas y carcinoma de células

escamosas. También este virus es causante de patologías oftalmológicas, como uveítis anterior, siendo su lesión característica la pars planitis.

En un bajo porcentaje presenta enfermedades autoinmunes, como anemia hemolítica autoinmune, trombocitopenia y artritis4.

Bibliografía

1-College of veterinary medicine, C. (2017). Feline Immunodeficiency Virus (FIV). [online] Vet.cornell.edu. Available at: http://www.vet.cornell.edu/fhc/Health_Information/brochure_fiv.cfm

2-GREENE. (2000). Infección por el virus de la inmunodeficiencia felina. En Enfermedades infecciosas en perros y gatos (93-95). Philadelhia, Pennsylvania, U.S.A: MCGRAW-HILL INTERAMERICANA.

3-M.A. GOMES-KELLER. (2006). Detection of Feline Leukemia Virus RNA in Saliva from Naturally Infected Cats and Correlation of PCR Results with Those of Current Diagnostic Methods. 31.01.2017, de JOURNAL OF CLINICAL MICROBIOLOGY Sitio web: http://jcm.asm.org/content/44/3/916.full

4-Comunicación personal del profesor Alex Vargas el 5 de Noviembre del 2014. Sitio Web http://es.slideshare.net/WaloAlcoholYMosh/inmunodeficiencia-felina-vif