saludo webbanermio

 estrellado

Plaquetas

Función y Fisiología
Las plaquetas son esenciales para la hemostasia normal, mediante cuatro funciones fundamentales:

  • Mantienen la integridad vascular mediante el sellado de las pequeñas anomalías endoteliales.

  • Ayudan a detener la hemorragia mediante la formación de tapones plaquetarios después de la constricción endotelial.

  • Contribuyen a la actividad procoagulante de la membraba lipídica, para facilitar la hemostasia secundaria (coagulación) y la formación de fibrina.

  • Promueven la cicatrización vascular a través del factor de crecimiento derivado de plaquetas (PDGF).

  • Estimulan la migración de las células endoteliales para la generación de músculo liso y fibroblastos.

 

 Además, las plaquetas desempeñan un papel esencial en la inflamación a través de la interacción célula a célula y la liberación de mediadores solubles; liberan sustancias vasoactivas como serotonina y también modulan la función de los neutrófilos.

 

 

Producción
Las plaquetas se origina
n en los megacariocitos de la médula ósea. Se forman por la fragmentación citoplasmática de los megacariocitos, liberándolas directamente a los vasos sanguíneos venosos que rodean la médula hematopoyética.

La trombopoyetina regula la maduración de los megacariocitos a partir de células madre hematopoyéticas y participa en su desarrollo tardío, para la liberación plaquetaria. Su concentración sanguínea está inversamente correlacionado con el número de plaquetas circulantes. La fuente de trombopoyetina es incierta, pero parece sintetizarse en el hígado, células endoteliales y fibroblastos.

En el perro, entre los dos tercios y las tres cuartas partes del total de
las plaquetas se encuentran en la circulación sistémica, el resto se encuentra en una reserva esplénica. Esta reserva se intercambia libremente con la circulación sistémica.
En el gato, se asume la presencia de la reserva plaquetaria en el bazo, pero no está definida.

Destrucción
Las plaquetas tienen una vida media intravascular variable, aproximada en el perro y el gato de 3 a 7 días.
Las plaquetas desgastadas son fagocitadas por los macrófagos del sistema mononuclear fagocítico, sistema que también es estimulado por los anticuerpos anti-plaquetarios, que aceleran su destrucción por los macrófagos, provocando una trombocitopenia inmunomediada.

 

Evaluación de las plaquetas en el laboratorio

Es esencial el examen del hemograma completo
, para  establecer si la trombocitopenia es un hallazgo aislado o está asociado a otras hemopatías, como anemia o leucemia. Si la trombocitopenia aparece como un hallazgo aislado, es recomendable repetir el recuento para la confirmación. El frotis de sangre periférica es  muy útil para comprobar las anormalidades morfológicas plaquetarias, eritrocitarias y leucocitarias, además de la presencia de células anormales o indiferenciadas.

El recuento de plaquetas reticulares es útil para determinar las formas inmaduras, con alto contenido de ácido ribonucleico y para diferenciar los procesos de destrucción plaquetaria, aumento en el consumo  o producción disminuida.

Tiempo de sangría de la mucosa bucal es una prueba útil para determinar la adecuación entre la función endotelial y la función plaquetaria, siendo una prueba de alta sensibilidad. No se debe realizar en pacientes con recuentos de plaquetas < 75.000/μL.

El volumen plaquetario medio (VPM) es el tamaño estimado de las plaquetas, análogo al volumen corpuscular medio (VCM) en los glóbulos rojos. Es inversamente proporcional al número de plaquetas.
MPV en el perro es de 6,1 - 10 ƒL
MPV en el gato es de 12 - 18 ƒL
.

Un aumento del VPM es sugerente de una respuesta trombopoyética positiva. También se asocia con la destrucción secundaria en algunas enfermedades mieloproliferativas o en el hipertiroidismo. Los aumentos artificiales en VPM surgen cuando las plaquetas están expuestas prolongadamente al EDTA y a las bajas temperaturas. Los cambios en el VPM se minimizan en sangre con el anticoagulante citrato, y manteniéndola a 37 ° C hasta su análisis.
La disminución de VPM se han registrado en perros con incipiente trombocitopenia inmunomediada y en la insuficiencia de la médula ósea

La distribución de la amplitud plaquetaria (PDW) es un valor proporcionado por algunos contadores celulares automatizados. Es un índice de variación en el tamaño de las plaquetas (similar a la distribución de la amplitud o anisocitosis eritrocitaria (RDW). El examen del histograma del PDW puede revelar la presencia anormal del tamaño de las plaquetas, micro o macroplaquetas.

 

La morfología normal de las plaquetas  en el perro muestra formas discoides, ovales o ligeramente alargadas; biconvexas o aplanadas con un contorno plano. Miden entre 2,2 - 3,7 micras de diámetro y 0,5 micras de espesor (aproximadamente 1/10 del tamaño de un eritrocito).
Las plaquetas jóvenes son a menudo más grandes (macroplaquetas
o megatrombocitos). En el frotis se observan aisladas o en pequeños grupos.

 

En los gatos, las plaquetas son morfológicamente similares a los de otros animales domésticos. Son pequeños cuerpos esféricos, en ocasiones aparecen como estructuras alargadas. Tienden a agruparse, a menudo formando masas amorfas. Con la tinción de Romanowsky se observa un acúmulo central de color púrpura, rodeado de gránulos azurófilos en un fondo azul pálido y encerrado en una delicada membrana. Su tamaño es variable. Las macroplaquetas, de tamaño similar a los glóbulos rojos, también pueden observarse en animales normales.

 

Morfología anormal

En el perro las plaquetas activadas tienen apariencia aracniforme con pequeños pseudópodos citoplasmáticos. Pueden formar pequeños grupos o masas aglutinadas.
Las masas mayores suelen encontrarse en los bordes de los frotis sanguíneos.

Cuando hay predominio de macroplaquetas, se sugiere una incipiente trombocitopenia inmunomediada.

La anisocitosis plaquetaria, asociada a macroplaquetas sugiere la liberación acelerada de plaquetas jóvenes desde de la médula. A menudo se observa en trombocitopenias regenerativas.

Un número aumentado de plaquetas alargadas, con forma de cigarro, sugiere hemorragia focal o generalizada. En estos casos es recomendable la determinación de sangre oculta en heces, orina o en las cavidades corporales, además de la observación de las membranas mucosas y las zonas sin pelo, en busca de evidencias de hemorragia.

Las plaquetas granulares con algunos gránulos grandes sugieren anormalidades en el desarrollo, en cuyo caso es recomendable el examen de médula ósea. Los grandes gránulos intraplaquetarios deben ser interpretados como eventuales inclusiones relacionadas con Ehrlichia platys.

En los gatos, las plaquetas granulares o las plaquetas con gránulos grandes, sugieren defectos en el desarrollo, ante lo cual se recomienda el examen de médula ósea. Las formas alargadas o macroplateletas se pueden encontrarse en gatos no trombocitopénicos.

Recuentos normales:
En los frotis sanguíneos de perros y gatos normales, se cuentan entre 10- 12 plaquetas en aumentos de 1000x en el microscopio
. En el perro normal, las concentración de plaquetas circulantes se encuentran en el rango de 150.000/μL a 150.000/µL. En los gatos, el número de plaquetas circulante oscila entre 300.000/μL y 700.000/µL.
La excitación en los gatos provoca aumentos súbitos en el recuento de plaquetas,
manteniendo una morfología normal. Una disminución en el recuento de plaquetas, con morfología normal, se puede ver en los gatos esplenectomizados.
Las plaquetas felinas son propensas a la formación de grumos, provocando recuento
s falsamente diminuídos. Los contadores automáticos de células por impedancia pueden contar las plaquetas grandes como leucocitos, con un aumento artificialmente elevado del recuento leucocitario.

Recuento disminuido de plaquetas (trombocitopenia)
La característica clínica de la trombocitopenia es la aparición de petequias, las cuales son el reflejo del sangrado capilar, postcapilar o venular. Por lo general las petequias aparecen en los sitios de mayor presión intravascular, como
en la parte inferior del abdomen, en la mucosa oral o genital y  en los sitios axilares o inguinales de fricción.
A las grandes petequias coalescentes se les denomina púrpura, los cuales
generalmente no son palpables (la textura de la piel y su grosor son normales). Los púrpuras palpables sugieren una vasculitis sistémica subyacente. La equimosis y hematomas, también se asocian con defectos hemostáticos primarios.
La rápida destrucción de las plaquetas conduce a
procesos hemorrágicos, incluso con recuentos altos. A su vez, si las plaquetas son disfuncionales, los signos clínicos de sangramiento se producen con disminuciones modestas en los recuentos plaquetarios. Los pacientes con enfermedades concomitantes y trombocitopenia tienden
a un mayor sangrado.

Causas de trombocitopenia.
Existen cuatro mecanismos principales que dan lugar a trombocitopenia:

  • Producción anormal de plaquetas

  • Eliminación acelerada de las plaquetas

  • Distribución anormal de las plaquetas

  • Una combinación de lo anterior

CAUSAS DE TROMBOCITOPENIA

TIPO

TRASTORNO

CAUSA

Defecto en la producción plaquetaria

Aplasia, hipoplasia, pancitopenia

Drogas citotóxicas, idiopática

Infiltración medular, pancitopenia

Drogas, infecciones bacteriana o virales

Megacariopeyesis ineficiente

Síndrome mielodisplásico.

Remoción plaquetaria acelerada

Destrucción inmune

Autoanticuerpos, anticuerpos antidrogas

Remoción no inmune

Coagulación intravascular diseminada, vasculitis, hemorragia severa, neoplasia, infección.

Secuestro plaquetario

Hiperseplenismo

Esplenomegalia por causas diversas.

 

Aumento en el recuento de plaquetas (trombocitosis)

Existen tres categorías de trombocitosis.

 

  • Trombocitosis esencial (trastorno primario de médula ósea).

  • Secundaria a una enfermedad.

  • Fisiológica.

 

Trombocitosis esencial: Es un trastorno mieloproliferativo poco frecuente. Se caracteriza por una trombocitosis primaria persistente. Sinónimos: Trombocitemia idiopática, trombocitemia primaria hemorrágica, trombastenia. Se ha descrito en perros de mediana edad en gato mayores. Las plaquetas son a menudo disfuncional en estudios de agregación y de adhesión. El MPV es por lo general está dentro del rango de referencia.
En general los perros la presentan asociada con anemia regenerativa o no regenerativa; ocasionales macroplaquetas hipogranulares, basofilia, e hiperpotasemia espuria
.

Trombocitosis
secundaria (reactiva)

Se caracteriza por aumentos transitorios de los recuentos de plaquetas, en pacientes con condiciones no relacionados con trastornos mieloproliferativos. Ejemplo: Neoplasias (linfoma, melanoma, mastocitoma, adenocarcinoma, mesotelioma, neoplasias del sistema nervioso central); trastornos gastrointestinales (pancreatitis, hepatitis, enfermedad inflamatoria intestinal, colitis); enfermedad inmunomediada; hemorragia; deficiencia de hierro, trauma quirúrgico o no quirúrgico; fracturas; tratamiento farmacológico (glucocorticoides y fármacos antineoplásicos); esplenectomía en perros.

 

Trombocitosis fisiológica

Resulta de una mayor movilización de las plaquetas de las reservas esplénicas y no esplénicas (probablemente pulmonares)
.
Eventos transitorios como el resultado del ejercicio o la exitación con liberación de noradrenalina.

 

Trastornos de la función plaquetaria (Thrombocitpatía o trombopatía)

Se sospecha de estos trastornos ante la presencia de hemorragia clínica y la prolongación del tiempo de sangría de la mucosa bucal, a pesar de presentarse recuento de plaquetas > 100.000/µL.

Los principales trastornos de la función plaquetaria se detallan en la tabla

 

TABLA…. CLASIFICACIÓN DE LOS DEFECTOS FUNCIONALES PLAQUETARIOS

TIPO

CARACTERÍSTICA

CAUSA

Adquirido

Producción anormal

Enfermedad mieloproliferativa, Mielodisplasia

Disfunción de plaquetas normales

Enfermedad sistémica (uremia, enfermedad hepática, CID, mieloma), antiinflamatorios no esteroidales, dextran, coliodes.

Congénito

Deficiencia de factor plasmático

Deficiencia o anormalidad del factor von Willebrand

Anormalidades de membrana

Tromboastenia

Gránulos plaquetarios anormales

Deficiencia o ausencia de gránulos plaquetarios densos

 

 

Disfunción hereditaria de las plaquetas

Los trastornos hereditarios funcionales e las plaquetas han sido descritos en muchas razas de perros y
en gatos.

Enfermedad de von Willebrand (V
Wd)

Es el más común de los trastornos hereditarios de la coagulación canina
.
Se le clasifica en 3 subtipos que dependen de la gravedad de los síntomas clínicos, de el modo de herencia y de las anormalidades bioquímicas de la proteína del factor von Willebrand (vWf).

 

  • Tipo 1 de vWd se ha observado en muchas razas de perros y los gatos. Hay una tendencia a la hemorragia leve.

  • Tipo 2 se observa principalmente en los pointers alemán de pelo corto y en el de pelo duro (wirehaired). Hay una tendencia a la hemorragia moderada.

  • Tipo 3 se observa principalmente en las razas Scottish Terrier, Chesapeake Bay Retriever y Pastor de Shetland. Hay una tendencia a la hemorragia moderada. El factor von Willebrand es habitualmente de 0 por ciento.

 

La característica patognomónica de la VWd es la falta de funcionamiento del factor de von Willebrand (vWf), lo que provoca una falla en la hemostasia primaria. El factor von Willebrand aporta  la proteína protectora del factor VIII y es un mediador de la adhesión de las plaquetas en los lugares con injuria vascular.

Los signos clínicos más comunes en esta enfermedad son:

 

  • Hemorragia en mucosas y piel, moretones y sangrado prolongado en los sitios de trauma o cirugía.

  • El sangrado puede ser de leve (común) a severo (poco común).

  • El sangrado se ve agravada por la trombocitopenia concomitante, por las condiciones de las enfermedades que alteran la función plaquetaria, y por el uso de medicamentos anti-inflamatorios no esteroidales.

     

Muchas razas puras de perros se ven afectadas. En menor proporción se presenta en perros mestizos.
Diagnóstico: El recuento de plaquetas, TTPA, TP, son normales pero el tiempo de sangría es prolongado. El diagnóstico definitivo requiere la prueba específica para la determinación plasmática del vWf. Este factor, canino o felino,  es antigénica y funcionalmente diferente al vWf humano. Cada laboratorio debe proporcionar los intervalos de referencia para cada especie ensayada. Los valores cuantitativos de menos del 50% se consideran vWf d
eficiente.

 

La enfermedad de von Willebrand es la alteración de la hemostasia hereditaria más frecuente en perros, los signos clínicos de esta enfermedad suelen confundirse con otros defectos hemostáticos primarios e incluyen hemorragias mucosas, hematomas cutáneos y hemorragias prolongadas tras una lesión. No siempre existen petequias. Las pruebas diagnósticas para esta enfermedad incluyen un recuento plaquetario y perfil de coagulación normales, con un tiempo de sangría prolongado. El diagnóstico definitivo se hace determinando la baja concentración del factor vWF por métodos serológicos (ELISA) o moleculares (PCR).

La deficiencia de vitamina K es una de las coagulopatías adquiridas más frecuentes en patología veterinaria. Esta vitamina es necesaria para la activación de un grupo de enzimas proteolíticas o proteasas que incluyen los factores II,VII, IX y X y las proteínas anticoagulantes C y S. La deficiencia de vitamina K produce alteraciones de las distintas vías de coagulación y se manifiesta con hemorragia (ej. Intoxicación de animales de compañía por raticidas warfarínicos inhibidores de la vitamina K). Es una vitamina liposoluble y los ácidos biliares y la grasa de la dieta facilitan su absorción, por lo que la obstrucción hepatobiliar o colestasia producen secundariamente trastornos en la coagulación. La microflora intestinal es también una fuente de vitamina K, y la antibioterapia prolongada puede, eventualmente, ocasionar trastornos de coagulación.