saludo web baner web modificado

 

CALIDAD DE LAS TOMAS DE MUESTRA

CALIDAD DE LAS MUESTRAS PARA ANÁLISIS CLÍNICOS

En medicina curativa, los exámenes de laboratorio deben ser capaces de aumentar significativamente la probabilidad confirmar descartar un diagnóstico. Para que esta premisa se cumpla efectivamente, el aseguramiento de la calidad de un proceso de análisis de laboratorio clínico se inicia en la preparación del paciente, la toma de muestra y su conservación y transporte al laboratorio, etapa denominada procedimiento pre-analítico. La toma de muestras en puntos periféricos, como son las clínicas veterinarias atendidas por nuestro laboratorio, son una opción válida si se toman las medidas necesarias para garantizar la calidad preanalítica de las muestras. La muestra requiere de un procesamiento y de condiciones de conservación específica para cada tipo de análisis solicitado; demanda, por lo tanto, de recursos adicionales a los de la propia extracción, incluyendo los conocimientos del personal y un mayor tiempo en el  procesamiento, para evitar ciertos factores.

ERROR_PREANALITICO_DIBUJO

La calidad clínica de los puntos de toma de muestras está en función de la asesoría del laboratorio. El facultativo que firma el informe, asume los errores cometidos en el proceso completo. Por ser la persona capacitada para diseñar, hacer cumplir y controlar el sistema de aseguramiento de la calidad. El laboratorio es responsable de la calidad de los informes que emite. Dicha calidad es un proceso global, del que un aspecto significativo es la obtención y procesamiento preanalítico. El laboratorio debe controlar ese proceso. Si existen dudas sobre la calidad de la obtención, el transporte, procesamiento o identificación de la muestra, los usuarios deben consultar al laboratorio para evitar los errores a este nivel.

FASES_ANALITICASClásicamente, la fase analítica ha sido la más controlada ya que en ésta se producían gran parte de los errores del proceso, situación que ha sido mejorada con los avances tecnológicos vigentes. En la actualidad, la fase pre-analítica ha mostrado ser la mayor fuente de errores de los análisis de laboratorio, y los procesos de mejora continua y calidad hoy se concentran fundamentalmente en las acciones preventivas y correctivas de esta fase, sin descuidar las otras fases, ya que un error en cualquiera de ellas puede llegar a invalidar el informe final.

Las muestras deben ser representativas del órgano o sistema a evaluar; estar frescas y conservadas adecuadamente; libres de factores de interferencia y de contaminación, y obtenidas en cantidad suficiente para todos los análisis solicitados.

El manejo adecuado de las muestras, desde que se obtienen hasta que se procesan, es fundamental. La confiabilidad de un resultado y su interpretación dependen en gran parte de la calidad del material enviado al laboratorio. Si bien es necesario seguir las instrucciones recomendadas para cada determinación, se pueden dar algunas normas generales:

  • Completar correctamente el formulario de solicitud de análisis, en forma legible y entregando al laboratorio la mayor información posible. No existen detalles insignificantes.
  • El ayuno se recomienda como norma general para las muestras de sangre, al menos de 4 horas previo a la extracción.
  • En antecedentes Anamnésicos indicar tratamientos, vacunaciones, transfusiones, prediagnóstico, fecha y hora de obtención de la muestra. La muestra se procesará de acuerdo a lo indicado en la solicitud escrita en el formulario.
  • Se deben rotular claramente en todas las muestras en el envase primario (tubo, frasco, jeringa, tórula, etc. A menudo se envían muestras de más de un animal simultáneamente, situación que hace aún más necesario escribir los nombres en cada contenedor, de forma clara y legible.
  • En las extracciones de sangre, la punción debe ser lo más fluida posible, evitando “explorar” con la aguja para evitar la hemólisis.
  • El tiempo de aplicación del torniquete: si se mantiene más tiempo de lo recomendable (1-2 minutos) puede producirse una hemoconcentración, con el consiguiente aumento de determinados parámetros.
  • En los pacientes con sueros terapéuticos se recomienda extraer  la muestra de sangre del lado opuesto al que se tiene la infusión. Si la muestra se obtiene a través de un catéter se recomienda que se deseche previamente una la cantidad de sangre  equivalente al doble del contenido del catéter.
  • El anticoagulante adecuado es muy  importante según la prueba a determinar. EDTA para exámenes hamatológicos, citrato para las pruebas de coagulación, fluoruro para glicemia, etc. Es fundamental mantener la proporción adecuada entre la cantidad de sangre y el anticoagulante.
  • Enviar el tipo de muestra adecuado y el volumen necesario para el test que se solicita, utilizando los materiales adecuados para cada caso.
  • Mantener la muestra refrigerada o a temperatura ambiente según se indique. No congelar nunca las muestras a menos que se especifique en la lista de pruebas.
  • MATERIALES_PARA_TOMA_DE_MUESTRAS_DIBUJO

Interferencias en las determinaciones analíticas sanguíneas:

  • Hemólisis: salida de los componentes de las células sanguíneas al plasma o suero,  da lugar a un color más o menos rojizo en función del grado de hemólisis. Algunos analitos como LDH, AST y K se encuentran en mayor concentración dentro del hematíe, por lo que se ven incrementados con la hemólisis. La presencia de hemólisis, según el grado, invalida la muestra o se informa de su presencia si no altera sensiblemente los parámetros.
  • Lipemia: presencia de turbidez en suero o plasma por incremento de la concentración de lipoproteínas, debido a que no se ha cumplido con el ayuno recomendado o por enfermedades metabólicas (dislipidemias). Puede producir interferencias en las determinaciones colorimétricas (colesterol, glucosa, proteínas, calcio, etc.)
  • Ictericia: se origina por elevada concentración de bilirrubina en suero o plasma. Interfiere también con las mediciones colorimétricas.
  • Anticuerpos heterófilos (poilivalentes o inespacíficos): pueden originar interferencias sobre el analito o sobre el proceso de medición (reacción antígeno-anticuerpo).
  • Fármacos: pueden producir interferencias en la medida de diversos analitos.